El Internet de las Cosas (IoT) está irrumpiendo en las cadenas de suministro de la industria cervecera, el sector de la fabricación y la industria del petróleo y gas gracias al mantenimiento predictivo. Sin embargo, existe otra importante área de oportunidad que es la forma de pago (que en términos básicos implica que no se realicen pagos mediante tarjetas de crédito o efectivo).  Actualmente, podemos encontrar un ejemplo del uso de esta tecnología en los relojes y los móviles inteligentes. No obstante, surge una nueva posibilidad de crecimiento al enfocar el uso de esta tecnología a objetos que antes se consideraban inanimados.

La misión de Athelia de democratización va mucho más allá de sus tradicionales roles y esto se extiende a la forma de pago. La utilización de NFC en dispositivos y máquinas (M2M) se convertirá en una norma. Ingenico menciona que “la integración de la conectividad convertirá cualquier dispositivo en un terminal.”

Actualmente se pueden obtener muchos más beneficios en un negocio de lo que uno se imagina. Por ejemplo, en el mercado de GLP (Gas Licuado de Petróleo), nuestra solución GasFlow traza y rastrea las botellas GLP con el fin de ofrecer al fabricante una clara visibilidad de su flota y, por otro lado, proporcionar al distribuidor una transparencia de los niveles de rendimiento.

A nivel de Punto de Venta (PdV) y cliente final, la aplicación móvil de GasFlow, combinada con un terminal en el PdV, integra información de las tarjetas de crédito. Los consumidores pueden ordenar, pagar y devolver sus botellas GLP con el mismo equipo y aplicación. Cada vez cobra más fuerza la idea de los quioscos automáticos GLP, que ofrecen oportunidades adicionales al proporcionar acceso las 24 horas del día, los 7 días de la semana, permitiendo además que el pago se realice de forma segura y transparente con la aplicación móvil.

Además, a nivel de distribución, la tecnología digitaliza todos los procesos de entrega. De esta forma, se simplifican tareas administrativas como la recaudación de dinero en efectivo y/o el balance final de día, logrando un ahorro en costes y tiempo.

La información del cliente y los dispositivos abren un nuevo abanico de posibilidades para el vendedor. El cliente final quiere saber cuándo y dónde puede obtener sus botellas GLP y lo quiere de inmediato. De la misma forma, el vendedor quiere ofrecer dicho producto en el lugar adecuado, el momento oportuno y a un precio correcto. Todo esto es posible gracias a promociones y campañas de fidelización, basadas en los comportamientos individuales del pasado.

Recent Posts

Leave a Comment